6 consejos innovadores por el primer año de Poliglota italiano Lima

Captura de pantalla 2014-02-28 a la(s) 15.35.09El domingo 2 de marzo Poliglota italiano Lima (Perú) cumplió su primer año y lo celebró con un encuentro al que fueron invitados todos los miembros y también personas que quisieron sumarse por primera vez.

Hablar de Poliglota italiano Lima es hablar de Lucía Quillatupa, su coordinadora. Chía, como es conocida entre sus amigos, es estudiante de arquitectura y es una  verdadera poliglota: Además de su español nativo habla inglés e italiano intermedios, aprende francés y alemán (está en el curso básico) y tiene un gran interés por seguir con los estudios del quechua, idioma de pueblos originarios del Perú, pues siente que es una deuda pendiente con sus raíces ya que su apellido Quillatupa pertenece a un guerrero Inca y significa “Luna resplandeciente”.

“Creo que es algo muy necesario el patrimonio inmaterial un idioma, pues guarda la manera de expresarse e incluso sentir de una cultura….” explica para complementar por qué desea aprender quechua y también su inquietud por abrir lo que vendría a ser el primer grupo Poliglota quechua del Perú.

La historia de Poliglota Lima nos encanta porque Chía puede ser una excelente inspiración para nuevos coordinadores que han creado grupos recientemente y aún no lograr establecerlo con miembros que asisten a las reuniones semanales.

Es normal encontrar frustración en las primeras semanas de un grupo y la pregunta esencial es ¿qué hacer si el grupo no avanza como quiero? Lucía buscó soluciones innovadoras que replicamos aquí para traer nuevas ideas a todos los que abrazan la comunidad y son apasionados por el intercambio de idiomas.

1)      Pensar positivo siempre

¿Qué tal motivar a los otros miembros con posts y afiches relacionados a la temática del grupo? Hay muchas formas de animar a las personas y la más importante sigue siendo la motivación del coordinador o coordinadora del grupo.

2)      Pensar estratégicamente

¿Qué te motiva a participar en un grupo? Tal como dice Lucía: “Creo que las personas que vienen a las reus no buscan sólo practicar, sino que despejarse del estrés y hacer amigos, ¿a quién no le gusta tener amigos y conocer gente nueva e incluso ampliar la red de contactos?”.  Si se logra encontrar las principales motivaciones por las que las personas desean practicar un determinado idioma es más fácil pensar en estrategias para mantener a los miembros interesados.

3)      Difundir el grupo

La mayor parte del éxito de un grupo está en las manos del coordinador. Los coordinadores son líderes por naturaleza y por lo tanto pueden utilizar sus habilidades en difundir el grupo utilizando las muchas herramientas disponibles: desde la creación del evento en la página hasta mover su propia red de contactos. Todo sirve, han existido incluso casos de coordinadores que han llevado el anuncio de las reuniones de un grupo a los medios de comunicación, como es el caso de la coordinadora de Poliglota inglés Buenos Aires, Adriana Schneider, que llevó la historia de Poliglota a la radio.

4)      Delegar funciones y trabajo en equipo

Las personas que asisten a un grupo tienen el interés en común de aprender un idioma, entonces ¿por qué no unir fuerzas para alcanzar el objetivo común? Lucía delegó funciones distintas a distinto miembros del grupo armando un equipo en el que había distintos encargados que hacían funciones como: fijar reuniones, buscar materiales sobre la cultura italiana o ejercicios para las reuniones.

5)      Ser perseverante y atento a los cambios en el grupo

Hay que estar atento a lo que los otros escriben en la página del grupo y responder las inquietudes. Tener una comunicación constante con el equipo de comunidad Poliglota sobre los cambios del grupo (horarios, lugar de reunión, baja asistencia, etc.) también es un factor importante para obtener apoyo en difusión y retroalimentación.

6)      Celebrar los hitos

Tal como lo ha hecho Poliglota Lima en el último fin de semana es muy importante celebrar los hitos del grupo e informar a la comunidad Poliglota de eso. Llegar al primer año de un grupo no es algo pequeño y debe celebrarse no sólo porque es una celebración al aprendizaje de un idioma sino que es también un homenaje a todos lo que se ha aprendido y los nuevos amigos conocidos durante las reuniones.

¿Y tú? ¿Qué ideas has utilizado para motivar a las personas de tu grupo? ¡Compártelas con la comunidad!

Anuncios